LOGOS

12 SEGUNDOS

LA ENTREVISTA

MIGUEL ÁNGEL PÉREZ NIZ

07/04/2022

Árbitro internacional FIBA desde 2003, con una larga experiencia ACB y Euroliga e internacional FIBA 3×3 desde 2016 (primer español en obtener la licencia).

En la actualidad además de continuar activo como árbitro internacional FIBA 3×3, es responsable de la sección 3×3 del Club Baloncesto Santa Brígida (recientemente creada y que tiene como objetivos promocionar el 3×3 dentro del club en sus distintas categorías, preparar equipos senior para representar al club en eventos nacionales e internacionales 3×3 y organizar eventos oficiales 3×3).

También trabaja en la formación de árbitros y oficiales de mesa específicos 3×3 de las instituciones que solicitan su colaboración al efecto. 

Hablamos con él sobre generalidades del arbitraje y reglamento 3×3 y de la actualidad del mismo en España:

Muchos jugadores nos hablan del cambio de mentalidad al jugar 3×3 a 5×5 y viceversa, pero ¿y para los árbitros? ¿es fácil cambiar el “chip” de arbitrar 3×3 a 5×5 y al revés?

No es fácil y requiere de mucha concentración para saber en qué contexto estamos arbitrando. Como anécdota solemos recordar un árbitro 3×3 que estaba arbitrando un partido 5×5 y, al administrar un saque, le pasó el balón al jugador que defendía estrechamente al sacador, como para ejecutar un Check-ball.

También son diferentes las características arbitrales en 5×5 (solo arbitramos un partido al día) y en 3×3 (arbitramos varios partidos no consecutivos de un evento, conviviendo con todos los participantes).

¿Qué debe saber un jugador profesional 5×5 en su estreno en 3×3? ¿Cómo “le van a pitar”?

En mis primeros años como árbitro internacional, cuando se estaba desarrollando el 3×3, me he encontrado jugadores internacionales que representaban a su país en un evento oficial 3×3 sin haber jugado previamente con las reglas específicas: ¡Creían que era un partido de baloncesto 5×5 jugado en media cancha, con las mismas reglas y el mismo criterio!

Cuando juegas 3×3 debes saber que es un deporte tan intenso, que es importante jugar minutos de calidad, no solo técnica, sino también aguantar físicamente en la cancha: hay que ser generoso y saber cuándo hay que proponer ser sustituido, porque uno llega a vaciarse completamente. Por eso perder a un jugador por lesión y quedarte en el equipo con solo 3 jugadores para el resto de partidos del evento, suele pasar factura.

Se habla mucho de la permisividad, ¿en qué momentos del juego hay más y en cuáles la misma que en 5×5?

Si uno compara los reglamentos 3×3 y 5×5, en ambos las definiciones sobre contactos son idénticas. Pero es una realidad que los jugadores evitan tener problemas con las faltas de equipo, verdadero elemento diferenciador entre ambas modalidades. Eso implica que los árbitros han de ser capaces de no perder el control del partido, deteniéndolo lo mínimo posible por contactos físicos considerados ilegales, lo que no deja de ser un arte que requiere sobre todo equilibrio en la selección de esos contactos ilegales: la experiencia nos ha enseñado que aquellos contactos sobre un jugador, considerados legales y por tanto, no sancionados, se entienden perfectamente cuando ese jugador que los recibe, ejecuta acciones similares cuyo resultado sigue siendo una no pitada. El principal problema reside en ser capaz, como árbitro, de mantener esa línea arbitral, lo que requiere una sólida formación deportiva.

¿Qué norma tienes que recordar más veces a los jugadores durante un partido?

A los participantes que comienzan en el 3×3 viniendo del 5×5 les cuesta mucho entender algunas particularidades que hemos de recordar continuamente hasta que controlan el concepto, entre ellas:

  • Aclarar el balón (salir del arco = línea de 6,75 metros) si hay un cambio de posesión para poder lanzar a canasta.
  • Continuación del partido desde dentro de la cancha tras canasta encajada por parte del equipo que no encestó y función de “protección” del semicírculo de no-carga bajo el aro hasta que un jugador del equipo que ha encajado la canasta no tenga el control claro del balón y salga del mismo.
  • Stalling (explicado en el punto 8).
  • Check-Ball (intercambio de balón entre oponentes en lugar de saque).
  • Forma y momento de concesión de sustituciones y tiempos muertos.
  • Y sobre todo la diferente casuística de penalización de tiros libres en función de las faltas de equipo que tenga el equipo infractor.

¿Cómo se lleva no comunicarse con el entrenador y hacerlo siempre directamente con los jugadores?

Personalmente, me parece perfecto que en el 3×3 no exista la figura del entrenador en la cancha dirigiendo al equipo. Es un juego tan rápido, que no da mucho tiempo de ejecutar jugadas elaboradas, sino juego por conceptos que combinan la habilidad individual, la polivalencia y el dominio del juego lejos y cerca del balón. Normalmente la comunicación con los jugadores 3×3 es correcta y fluida, suele haber un líder que representa al equipo, no solo en los aspectos formales (sorteo con moneda), sino también cuando es necesaria esa comunicación.

¿Qué regla 3×3 te gusta más?

Más que una regla, me agrada muchísimo la mínima intervención de los árbitros y oficiales de mesa en el juego, lo que lo hace increíblemente rápido, una de las señas de identidad del 3×3.

¿Y cuál menos?

Posiblemente el Stalling, una de las fuentes de conflicto con los participantes noveles que desconocen que, estando dentro del arco con posibilidad de lanzar a canasta (por haber obtenido un rebote ofensivo o después de aclarar el balón), el tiempo máximo que un jugador puede estar botando el balón sin encarar la canasta (de espaldas o de lado) es de 3 segundos (se disminuyó este tiempo desde los 5 segundos en la última edición de las reglas).

¿Qué le dirías a un árbitro para que de el salto a formarse en 3×3?

Que se animen por las siguientes razones:

  • Es otra forma de seguir vinculado con nuestro deporte, en un formato novedoso y diferente, en esos meses del año en el que el baloncesto deja de tener protagonismo por terminar sus competiciones.
  • Arbitrar 3×3 no impide seguir activo en 5×5 (de hecho, hay muchos árbitros internacionales de ambas modalidades) y puede ayudar al crecimiento al tener muchos aspectos similares.
  • Se necesitan árbitros y oficiales de mesa competentes en baloncesto 3×3 a corto plazo, ya que se siente el crecimiento exponencial de equipos, eventos y el interés de los seguidores.

¿Cuál es el nivel de árbitros 3×3 en España?

Actualmente residen en España 4 árbitros internacionales FIBA 3×3, que estamos en contacto permanente entre nosotros, compartiendo experiencias y recursos:

  • Igor Esteve (2017), representando a la federación andorrana.
  • Miguel Gómez Sicilia (2017), representando a la federación sueca.
  • Yasmina Alcaraz (2017) y yo (2016), representando a la federación española.

También me gustaría citar la cercana relación que tenemos con Jaume Comas, con una larga trayectoria en distintas posiciones en el baloncesto 3×3 y en la actualidad el único supervisor deportivo internacional FIBA 3×3 que tenemos (uno de los 4 de todo el mundo con la máxima categoría).

Ahora mismo tenemos una carencia importante de árbitros y oficiales de mesa para baloncesto 3×3. Solo en aquellas regiones en las que se ha desarrollado algo la modalidad, por la propia necesidad de dirigir los eventos con las reglas 3×3, se han realizado formaciones adecuadas. De cualquier forma, mi sensación es que necesitamos trabajar más para equiparar nuestro conocimiento y aplicación de las reglas al que tienen los jugadores 3×3 más experimentados.

Por otro lado, se va descubriendo paulatinamente el FIBA 3×3 (diferente al baloncesto en medio campo con equipos de 3 jugadores que hemos jugado desde siempre) y la curiosidad de árbitros y oficiales de mesa de baloncesto en formarse con las reglas 3×3, por conocer sus diferencias y poder actuar en eventos oficiales.

La carrera como árbitro de baloncesto de Miguel A. Pérez Niz:

Su vinculación con el baloncesto ha sido primordialmente como árbitro 5×5:

  • Árbitro de la segunda competición nacional desde 1990 hasta 2003:
    • 1990-1994 Primera división B.
    • 1994-1996 Liga EBA (creada en 1994).
    • 1996-2003 Liga LEB (creada en 1996).
  • Árbitro de la Liga ACB desde 2003 hasta 2017.
  • Árbitro internacional FIBA desde 2003 hasta 2017.
  • Árbitro internacional Euroleague Basketball desde 2007 hasta 2016.

Continua activo como:

  • Entrenador Superior de Baloncesto (desde 2000).
  • Profesor de reglas de juego del Curso de Entrenador Superior de la FEB (desde 2001).
  • Técnico Deportivo Superior en Baloncesto (desde 2015).
  • Árbitro internacional FIBA 3×3 (desde 2016, primer español en obtener la licencia).
  • Comisario internacional FIBA (desde 2017).
  • Instructor de árbitros FIBA (desde 2018).
  • Miembro de la Comisión de Arbitraje de FIBA Europa (desde 2019).
  • Miembro de la Comisión Técnica de FIBA (desde 2019).

Fotografías facilitadas por M.A. Pérez Niz 

Plugin the Cookies para Wordpress por Real Cookie Banner